RINCÓN DE LA PALABRA – VIERNES 16 DE ABRIL

RINCÓN DE LA PALABRA DEL VIERNES 16 DE ABRIL: LUCAS 24, 35-48

 

-El último Rincón de la Palabra que leímos y meditamos en clase fue el del Domingo de Ramos. Estábamos a punto de iniciar la Semana Santa, y ésta tiene un fin y no es otro que la PASCUA de RESURRECCIÓN. Y hoy, en plena Pascua nos adentramos ya en su realización plena y el efecto que ella produce: LA ALEGRÍA.

-La lectura es tan actual que todos y cada uno de nosotros estamos en ella porque los discípulos reaccionaron con dudas porque la noticia de su superación de la muerte era tan grande, tan inmensa que al principio responde: ¿es eso posible?, ¿es eso verdad?

-Ante sus dudas Jesús les muestra que es Él mismo y comienzan a digerir y a comprender lo que realmente están viendo y viviendo. La pregunta que podemos trasladar hoy para nuestra vida es qué grado de alegría tenemos en nuestra vida, por una parte, y caer en la cuenta que Jesús nos anima a que el pecado, todo aquello que hacemos mal en relación con nosotros mismos y con los demás, nos va matando, nos va entristeciendo y nos hace no cambiar, sino encarar la vida de forma pesada y triste.

-La pascua y la resurrección es eso mismo: cambiar y transformar nuestra vida desde la alegría de vivir. Sólo podemos encarar la vida desde un sentimiento de agradecimiento y esperanza. ¿Estamos dispuestos a ello? ¿Somos un ejemplo de vida o de tristeza? ¿Nos quejamos a la primera? ¿Te rindes ante cualquier dificultad?

-La Pascua nos enseña que la vida es un regalo, un proyecto que cada persona tiene que ir haciendo para mejorar el mundo y las relaciones con las personas. No estamos sólo ante una alegría individual, sino que estamos ante una alegría compartida. Tenemos que compartir nuestra alegría con los demás y alegrarnos de los éxitos de los demás. Y ayudar a aquellas personas que no lo están. Es fácil decirlo y no tanto hacerlo. Pero Jesús nos invita a ello en esta Pascua. ¿No debería ser el objetivo de un colegio y de todo su alumnado? Ánimo y a por ello para hacerlo realidad y vida.